Uncategorised

La muerte de las tribus urbanas

La muerte de las tribus urbanas

Este artículo fue escrito en el año 2013. De ahí que pueda estar descontextualizado. ¡Espero que te guste!
Si hay algo que siempre me ha parecido curioso es la facilidad con la que tal o cual persona te puede tratar en función de la ropa. E iré más allá, la facilidad con la que uno mismo puede adoptar la actitud que se le asume a esa moda cuando lleva puesta la indumentaria adecuada en el momento oportuno. En los tiempos que corren, en la era de Primark, hasta el más pijo es capaz de convertirse en malote con unos pinchos comprados en Zara. O si no, tratad de hacer la prueba mediante un sencillo experimento. Pasearos por Villaverde Bajo con un americana y pelo engominado. Ya veréis que os dicen. Si luego lo rematáis con un paseo por al Barrio Salamanca al más puro estilo The Exploited, la diversión está garantizada. Resulta divertido porque, en mis años mozos, el concepto de tribus urbanas estaba muy relacionado con el esfuerzo. Quién quería una estética no normativa tenía que trabajarlo. Empiezo a parecerme a la abuela cebolleta porque siento nostalgia de aquella época. Ahora todo es mucho más simple, es decir, te vas a un Pull&Bear y encuentras un amplio surtido de personalidades a precios que van desde los nueve a los cincuenta euros.

El día en el que murieron las tribus urbanas (y no pasó nada)

 
El mercado de las identidades es un fiel retrato del reinado del consumo. A día de hoy, no se compra un teléfono para llamar por teléfono, ni una TV para ver la TV. Se compra un teléfono “que represente tu personalidad” y una tele grande “que te cagas”. La realidad ha superado a la ficción hasta este instante actual en el que nos encontramos con un espectáculo en el que somos de Apple o de Windows, de McDonalds o de Burguer King. Como si no estuviera poco claro que lo que reina en esta sociedad es el famoso “Home vs Foreign”.
Para más inri, la frontera entre la identidad y la simple estética ya no existe y, con esta nueva caída del muro de Berlín interpersonal, una servidora está más perdida que un pulpo en un garaje. Hubo un tiempo en el que el exterior mostraba lo que bullía en el interior, un tiempo en el que teníamos que buscarnos la vida para encontrar esa ropa que se asimilaba con nosotros, esa música que era limitada. Incluso fabricábamos nuestra propia identidad, retal a retal, libro a libro, disco a disco, película a película, viaje a viaje. Pero esos buenos tiempos ya pasaron. Ahora hay de todo y cuando digo de todo es que poco falta para que vayamos al supermercado y compremos unas galletas “estilo gótico”, un pan “especial pijo” o paté de cerdo “grunge“.

Hubo un tiempo en el que se mostraba en el exterior lo que bullía en el interior, un tiempo en el que teníamos que buscarnos la vida para encontrar esa ropa que se asimilaba con nosotros, esa música que era limitada.

No existen personalidades, ni tribus urbanas, solo copias de copias. Los grupos de pertenencia se desdibujan. Hoy estás en uno. Mañana te aburres y te vas a otro. Miles de millones de copias. ¿Qué quieres ser?¿Punky? Escucha listas de reproducción en Youtube o, si tienes pasta, suscríbete a Spotify Premium, pon un vídeo con tu cresta en Instagram, lee en la Wikipedia acerca de tu nueva inquietud personal y compra la indumentaria y complementos adecuadamente. ¡Sin ni siquiera salir de tu casa! Así de fácil. Aun rememoro cuando en los lugares que no eran Madrid o Barcelona era imposible toparse con nada que no fueran hombreras o pantalones de campana. Por aquel entonces era casi una odisea ser como querías ser. Me acuerdo también de la ilusión con la que esperaba que llegara el catálogo Tipo o el siguiente número de la Metal Hammer. Ahora basta con buscar en Amazon. ¿Y para leer sobre tus grupos? Con tener app con un feed de noticias del estilo Flipboard es más que suficiente.

“Esta chupa representa mi lucha por la libertad personal”.

Te preguntarás por qué me quejo de que ahora todo sea más fácil. Pues justamente por eso. Porque ha perdido la gracia. Porque nos han arrebatado (o, más bien, a las próximas generaciones) la búsqueda de la propia identidad, el esfuerzo y la voluntad. Así como antes se buscaba la autenticidad en cuanto a los conocimientos  y la actitud , se trataba de hacer lo mismo con la indumentaria. No era para los demás. Era una extensión de ti misma. Como esa frase que soltó Nicolas Cage en Wild at Heart: “esta chupa representa mi lucha por la libertad personal”.  Al fin y al cabo, era “de ley” que si lo uno costaba, lo otro también. Una identidad no se crea en un día.
Si se formaba parte de las tribus urbanas, el tema de la indumentaria estaba influido por el boca a boca, los gustos musicales etcétera. Aún así la búsqueda era gran parte de ese amor por la identidad. Una identidad que poco a poco se va perdiendo y que es la muestra de otra muerte más, de otra alienación subyacente. Si no somos en relación a nosotros mismos, ¿Qué seremos comparándonos con los demás? Por supuesto la ropa no es lo que importa. Lo que realmente interesa es conocer esa identidad individual, respetar las ajenas y, en último término, asumir una solidaridad social en lo que realmente importa.

La sociedad en la que éramos colectivistas para lo que teníamos que ser individualistas e individulistas para lo que deberíamos ser colectivistas

No sé muy bien qué perspectiva de futuro tenemos (si es que hay alguna) pero si que presencio un hecho antológico. La sociedad cada vez es más individualista en lo importante, en los derechos humanos y en la solidaridad social al mismo tiempo que se vuelve más colectivista en lo que debería ser, visiblemente, más individualista.

La búsqueda de una misma, la identidad personal y el conocimiento no deberían estar subordinados a las modas ni a las tendencias ni al consumo. Deberían ser de una misma. Deberían alejarse del todo. En el lado opuesto estaría la lucha colectiva por la mejora de condiciones de toda la sociedad. La muerte de las tribus urbanas me inquieta especialmente porque era el punto de partida para la nueva solidaridad social, empezando por el grupo y continuando por la empatía con otras tribus urbanas diferentes, por el conocimiento mutuo y la solidaridad universal. Desgraciadamente parece que vivimos en la clase de tiempos de las que los piratas se enorgullecerían: “arrasa con lo que veas y generosa no seas”. Un fracaso (más) del sistema. Tengo curiosidad por saber cuántos más soportará la sociedad.

Publicado por Alex Bayorti en Opinión, Uncategorised, 0 comentarios

Los propósitos de Año Nuevo no sirven para nada

Hace unos días, leía un artículo acerca de cómo cambiar tu vida y ser feliz en la revista Yorokobu que empleaba un título falso para captar a los lectores y hacerles ver hasta qué punto el asunto de la productividad personal y el coaching eran una mentira. El caso es que meditando, me di cuenta de que, por lo visto, la mayoría de las personas no sabían que esto era así. Efectivamente, el coaching, la motivación y la productividad personal son mentiras que, a modo de terapia cognitiva, ayudan a quienes las emplean (bien), como herramientas que son, a descubrir qué es lo que quieren y que es lo que no. En cierto modo, extraen una verdad de una mentira en aquellos que aprenden algo, aunque sea a través de consignas repetitivas y un cierto trasfondo neoliberal que encasilla el crecimiento personal en la productividad. La verdad, creía que el ser humano era más inteligente. Si realmente hay quién cree que la motivación o la productividad personal son religiones o estilos de vida globales en vez de simples recursos es que lo que le falla son unos añitos de reflexión. Como siempre, lo que importa no es la herramienta sino el uso que se hace de ella. Dicho esto y dejándolo a un lado,, te voy a explicar a continuación por qué los propósitos de Año Nuevo no sirven para nada y porque lo importante es que tengas objetivos claros, no buenas intenciones. ¡Buen año occidental!

¿Cómo conseguir cumplir tus propósitos de Año Nuevo paso a paso?

Antes de nada, tenemos que ahondar en el término “propósito”. Del latín, “Propositum”, significa “ánimo o intención de hacer o no hacer algo”.  En su segunda acepción, no obstante, también se describe como “objetivo que se pretende conseguir”. Estos dos significados que aparentan familiaridad, no tienen nada que ver entre sí. Mientras que la intención de hacer algo no implica ningún cambio real en el sujeto, un objetivo es una meta detallada, concretay realista.

1.Lluvia de ideas

La herramienta que creó Alex Faickney Osborn hace casi 100 años y continúa siendo una de las más utilizadas para descubrir nuevas ideas de una manera creativa. Te preguntarás que tiene que ver esto con tus propósitos de Año Nuevo. Te diré que todo, absolutamente todo. Definir tus propósitos requiere de una reflexión por tu parte y, aunque en un primer momento, todos nos planteamos los mismos propósitos (dejar de fumar, hacer más ejercicio, adelgazar), si recurres a una lluvia de ideas, puede que descubras aquello que realmente persigues (pasar tiempo todos los días con tus hijos, hacer varios viajes al extranjero, técnicas para dormir mejor…etc). ¿Cómo hacerlo? Te proponemos un camino.

El reto: Pasa 24 horas sin hacer absolutamente nada más que dormir y comer. No planifiques ni programes. Solo déjate llevar. ¿Qué es lo que quieres mejorar en tu vida?¿Por qué?¿Realmente es algo que puedas hacer o es secundario? Responde a estas preguntas antes de empezar con el ejercicio y después de pasar un día completo en este estado de brainstoming. Te sorprenderás.

2.Dos metas grandes como máximo

Es el clásico error que se puede resumir en el clásico refrán: “quién mucho abarca, poco aprieta”. No soy muy partidaria de seguir la cultura popular como llave para resolver los problemas pero, en este caso, le viene como anillo al dedo a tus propósitos. Delimita tus metas a 2 o 3.

3.Sistemas para lograr las metas

Una vez que has definido tus metas, deberás crear una serie de sistemas para lograrlas. Estos sistemas son empleados por los entrenadores personales pero puedes lograr tus objetivos por tu cuenta. ¿Cómo? Te lo explico.

Qué necesito para crear sistemas
  • 1 alarma
  • 30 minutos diarios
  • Un cuaderno y un boligrafo o lápiz
  • Dividir cada meta en 54 semanas paso a paso

Para qué sirve cada uno de los elementos

Dividir cada meta en 54 semanas: Este sistema te permitirá conocer paso a paso lo que tienes que hacer. Por ejemplo, si tu objetivo es aprobar un cuatrimestre en la Universidad y, sobre todo, lo haces porque también trabajas, el gran objetivo debe dividirse en metas. Por ejemplo, la primera semana estudiarás 1 día durante 30 minutos cada asignatura. La segunda semana, lo harás 2 días durante 20 minutos todas las asignaturas. El incremento debe ser muy paulatino. De este modo, te resultará más fácil adquirir el hábito. Recuerda; menos es más.

1 alarma: Este sistema es básico para lograr pequeñas metas. Si quieres seguir con el objetivo de estudiar, deberás establecer 1 alarma a una hora determinada el día o días que quieras cumplir esta función. Puede que al principio te resulte simple pero a medida que avancen las semanas, merece la pena tener una alarma a tu disposición.

Un cuadero y un bolígrafo: No te voy a decir lo de siempre acerca de elaborar un diario. Bastante tienes con cumplir tu objetivo. Sin embargo, si que te recomiendo que dibujes un calendario en un cuaderno y vayas tachando cada uno de los días en los que vas cumpliendo tu objetivo. Te sorprenderá saber lo que haces visualmente. Además, los objetivos dejan un margen de varios días, especialmente, al principio para que no caigas en la clásica frustración provocada por no haber conseguido hacer la tarea un día (es una de las razones por las que mayor parte de la gente abandona).

4.Empieza cuanto antes

Ya sé que normalmente lo posponemos hasta la semana siguiente a los Reyes Magos pero, de verdad, te recomiendo que comiences ahora mismo.

5.Lleva un diario de fracasos y sigue adelante

Vale, ya sé que te había dicho que no escribieras un diario pero, si fallas un día, es imprescindible que dejes constancia de ello y, sobre todo, que te desahogues. Libera la frustración en el papel y sigue adelante con el plan.

6.Mantén la motivación (¿Cómo mantener la motivación?)

Esto es lo mismo que qué quieras ver un unicornio. La motivación es una mentira pero la necesitas para seguir adelante. Realmente, en ocasiones, las cosas pintan muy feas. Sin embargo, determinadas mentiras en nuestra vida pueden ayudarnos a lograr algo mucho mejor; ser más felices y estar un poco más en paz con nosotros mismos. Por eso, te recomiendo que mantengas la motivación cotidianamente, ¿Cómo? Mediante el visionado de  TED Talks, películas de temática de superación personal, música positiva o frases diarias motivacionales. Todo sirve. Hasta mis odiadísimos libros de autoayuda. Como siempre, no te creas mucho lo que lees y lo que ves. Simplemente, úsalo para cargar las pilas y empléalo en lo que te interesa.

6.No pienses en el fin sino en el camino

¡Qué manía de dejarnos las “cosas buenas” de la vida por el camino mientras perseguimos esos sueños que, en ocasiones, no son más que lo que creemos que nos hará bien! Para evitarlo, recuerda que el camino es lo importante. Si quieres implicarte más en tu carrera universitaria, por ejemplo, invierte tiempo en ella. Lee libros relacionados, queda con tus compañeros de clase, implícate en la vida estudiantil y disfruta conociendo el mundo en el que estás inmerso. No te conformes con seguir tus objetivos ciegamente. Párate, disfruta, regodéate y, créeme, si lo haces, te importará muy poco si cumples tus objetivos porque estarán ya cumplidos de antemano.

7.Crea el ambiente adecuado

Si te propones estudiar, entonces crea el ambiente adecuado. Concéntrate y que el tiempo que pases estudiando o leyendo acerca de tu carrera, lo hagas con todos los sentidos. Nada de música, nada de películas o series “de fondo”. Nada de amigas o compañeras de piso que te distraen. Ese tiempo es el tiempo para cumplir tu meta.

8.Recompénsate cada semana que logres tu objetivo

Esta es un arma de doble filo ya que depende de cuánto te exijas con respecto a ese objetivo. Si, efectivamente, te pones a estudiar la primera semana durante 30 minutos cada una de tus 5 asignaturas durante 1 día, puede que no te cueste y que, además, te premies. Considero que cuando te tienes que premiar es cuando realmente te costó, cuando estuviste a punto de abandonar y no lo hiciste.

9.No te boicotees

Todos tenemos una vocecilla que nos dice: ¡Ánimo, tú puedes! Pero no es la única. Cuando “las apuestas están a la baja” (cansancio, resaca o, simplemente, un mal día) tendemos a boicotear nuestra meta. Lo habitual es que, por ejemplo, en el supuesto de que tu meta fuera mantener una rutina para mejorar tus resultados académicos, surgieran ante ti preguntas tales como:

  • ¿Para que voy a hacer X si, total, va a salir mal igual?
  • ¿Por qué no hacer todo mañana y así no pierdo dos días?
  • Me merezco un descanso después de lo bien que lo hice la semana pasada, ¿Por qué no mimarme un poco?

Estos boicoteadores son los enemigos a la hora de cumplir cualquier objetivo. Sucede en todos los ámbitos y, si te soy sincera, es complicado luchar contra ellos. Tal vez, la mejor manera sea no reflexionar acerca de tus motivaciones y, simplemente, hacerlo. El éxito de una meta es que se adapte a tus hábitos de vida.

¿Propósitos de Año Nuevo u objetivos de Año Nuevo?

Según un estudio muy interesante del que informó Tania Sanz (Habitualmente) a finales de 2015 solo un 8% de quienes se proponen sus propósitos de Año Nuevo, los cumple. Pero, ¿Por qué?

Exceso de motivación en el momento de elaborarlos versus falta de realismo al implementarlos

¿De verdad crees que puedes pasar de no hacer nada de deporte a ir al gimnasio 1 hora 5 días a la semana? Sé más realista. Empieza por proponerte hacer, por ejemplo, el saludo al sol de yoga cada mañana durante 21 días. Después, ve añadiendo nuevas rutinas a medida que vayas mejorando tu forma física.

¿Qué dice la ciencia con respecto a los propósitos de Año Nuevo?

Estos tips rápidos pueden ser tu tabla de salvación en los momentos en los que creas que no puedes con todo.

1.Empezar cuanto antes

2.Si fallas, vuelve a intentarlo

3.No tomes decisiones absolutas

4.Paso a paso

La tecnología te ayudará a cumplir tus objetivos de Año Nuevo

Por último, un enfoque más práctico de los propósitos es apoyarse en las muchas aplicaciones móviles gratuitas que, actualmente, te ayudan a disfrutar de una mejor calidad de vida.

Ahorrar: Calendario Hakebo

Aprender idiomas nuevos: Babbel

Dejar de fumar: Quit Now

Adelgazar: FitBit Charge 2

Y recuerda, la motivación se mantiene día a día con pequeños detalles. No basta tener la intención/propósito sino ver un objetivo a largo plazo. Hazte con un calendario de motivación y empieza a descubrir otro modo de percibir el mundo. Enjoy!

Publicado por Alex Bayorti en Productividad personal, Uncategorised, 0 comentarios

Qué hacer cuando estás aburrida según la ciencia

“El aburrimiento es el fondo de la vida. Es el que ha inventado los juegos, las distracciones, las novelas y el amor”

(Miguel de Unamuno)

Se puede estar más o menos de acuerdo con Unamuno pero si hay algo cierto es que este escritor sabía observar a la humanidad con la mirada de un cirujano. De él nos queda esta maravillosa frase que condensa en pocas palabras la esencia de algunas maravillas creadas a lo largo de los siglos. El arte, el amor, la literatura, la música. Todo ello creado para el ciudadano griego que no tenía que trabajar o para el rico feudal en la Edad Media. La historia ha cambiado bastante y, a día de hoy, no es que nos aburramos porque no tenemos nada que hacer sino que nos sucede todo lo contrario. El estrés laboral y una vida que pasa velozmente frente a nuestros ojos nos conducen a un irremediable vacío existencial. ¿Demasiado dramático?¿Filosófico? Seré más prosaica: si estás aburrida puede que eso sea porque necesitas estarlo.

¿Qué es el aburrimiento?

Qué hacer cuando estás aburrida ser feliz

¿Por qué nos aburrimos?

Hay una base química en todo esto del aburrimiento y está en la dopamina, un neurotransmisor que actúa sobre nuestros deseos. La dopamina está relacionada con la recompensa y el placer. ¿El inconveniente? No todos la producimos en las mismas cantidades naturalmente y muchos llevan un estilo de vida que puede conducirles a niveles bajos (adicciones, depresión…etc). Las causas más comunes, no obstante, de aburrimiento son mucho más simples y habituales en nuestro día a día.

Estrés

Además de producir una caída de todas las hormonas que actúan como beurotransmisores de las emociones positivas (felicidad, alegría, bienestar), el estrés está asociado a una hormona, el cortisol. Aunque imprescindible en nuestra vida resulta muy mala compañera de correrías cuando permanece aunque nadie la haya llamado. El estrés se produce porque, a pesar de que el elemento estresante que nos atormentaba ha desaparecido, nuestros niveles de cortisol siguen por las nubes.

Relacionar el ocio con el dinero (y su falta con el aburrimiento)

Es un mal de nuestro siglo; consumir para sentirnos mejor y, por supuesto, también tiene una base química. Entre los compradores compulsivos, se han hallado incrementos de los centros del placer y aumento de los niveles de dopamina (al igual que sucede cuando se es adicto a una sustancia o se está enamorado). La sensación de bienestar solo dura ese tiempo en el que se está comprando y los niveles de dopamina caen en picado después. ¿El resultado? Una tristeza y angustia cuando no se dispone de dinero para consumir.

Falta de estímulos o incapacidad de encontrarlos

Recuerdo muy bien una recomendación que me dieron hace muchos años: “Tienes que aprender a canalizar”. Durante muchos años, todo me interesaba pero no era capaz de concentrarme en una meta porque al día siguiente de querer algo, deseaba algo absolutamente distinto. ¿Qué sucedía entonces? Me aburría. Tenía mil cosas que quería hacer pero no sabía priorizar. Pasados los años descubriría que esto está relacionado directamente con mi concepto de recompensa inmediata. ¿Qué hice al respecto? Centrarme en un solo objetivo a la vez (aún me cuesta y continúo marcándome muchas metas pero siempre hay una principal; la que realmente merece la pena cumplir a largo plazo).

3 cosas qué hacer cuando estás aburrida que realmente funcionan

Qué hacer cuando estás aburrida ser feliz

Aprovecha para aprender algo nuevo

No hace falta que te leas un libro (aunque siempre es recomendable). ¿Por qué no ves un documental sobre un tema que siempre te ha interesado pero que has pospuesto en numerosas ocasiones?

Haz las tareas físicas que normalmente no quieres hacer

Aunque no se puede abusar de esto (porque puede convertirse en una manera de procrastinar) te recomiendo que limpies tu habitación, te duches o hagas todas esas tareas que “se tienen que hacer” pero para las que nunca tienes tiempo. Te garantizo que, después, te sentirás mucho mejor.

Ponte a hacer el “idiota”

¿Te parece un mal consejo? Si no puedes concentrarte en nada porque estás cansada o porque estás apática, te recomiendo que leas un interesante artículo científico (en inglés) acerca de los efectos que tienen los diferentes momentos del día sobre la cognición. Curiosamente, cuando estamos cansadas es cuando nos dejamos llevar por esas distracciones que no nos permitiríamos en estado de flow. Lo paradójico es que puede que una de estas distracciones nos lleven hacia este mismo estado en el que fluye la creatividad.

La tendencia al aburrimiento: ¿Una cuestión genética?

No todos los estudios son tan optimistas en lo que respecta al estado de tedio y aburrimiento. Un estudio llevado a cabo por  el genetista J.Danckert que fue publicado en la revista Nature mostró una relación entre las lesiones en la corteza orbitofrontal y un “profunda frustración” en el paciente.

No sabemos hasta qué punto esto es cierto ya que el motivo que llevó a Danckert a estudiar el aburrimiento fue el estado de apatía en el que se quedó su hermano menor después de un accidente en el que sufrió varias lesiones cerebrales.

¿Es posible no aburrirse nunca?

La ciencia no se pone de acuerdo ni en por qué nos aburrimos ni en cómo podemos evitarlo pero, personalmente, he aprendido a no aburrirme nunca gracias a un código que sigo al pie de la letra:

Tiempo de no hacer nada

El ritmo frenético actual no me impide tener mis momentos (incluso, un día o dos completos) sin exigirme nada productivo. ¿El resultado? Cuando vuelvo al trabajo estoy con las pilas cargadas y con ganas de volver a la acción.

El amor hacia el conocimiento

El gusto por aprender es una maldición y un don al mismo tiempo. Se trata de una maldición en su vertiente dispersa pero si se aprende a controlar es una fuente inagotable de entretenimiento. Aprender es lo contrario a aburrrirse.

Independencia con respecto a los demás

Conozco a bastantes personas que no saben estar solas, que se aburren o se deprimen si no tienen contacto con otros. No saber estar sola es tan peligroso como no poder disfrutar de la compañía de otros. Si te aburres cuando estás solo, algo falla en la ecuación.

Estos últimos tips son muy personales por lo que no los considero consejos científicos ni mucho menos. Están basados en mi experiencia que, como la de todas, es única y no tiene porque servirte a ti. En todo caso, busca aquello que te apasiona y deja que te domine. Enjoy!

 

Fuentes: Lacienciadelaburrimiento , Diario El Español . 

Publicado por Alex Bayorti en Ser Feliz, Uncategorised, 0 comentarios

¿Cómo convertirte en un corrector de pruebas independiente?

Este artículo está redactado y editado por un escritor ajeno a Chica Frelance.

La escritura técnica requiere la capacidad de escribir con claridad y precisión sobre un material extremadamente complicado. Si puedes hacer eso y rápidamente, convertirte en un escritor técnico de éxito está dentro de tu alcance.

Los clientes más comunes para los escritores técnicos independientes son empresas educativas, empresas de formación y empresas de fabricación / electrónica / software. Todos ellos exigen un alto volumen de estilo de escritura de documentación, y por lo tanto un alto volumen de los escritores técnicos para producir esta escritura. Sin embargo, la naturaleza de la escritura técnica indica que no hay muchas oportunidades fuera de estas industrias. La escritura técnica solamente se justifica cuando hay algo suficientemente complejo para explicar de una manera estandarizada, y una empresa madre de software puede no tener el dinero o la necesidad de contratar a un escritor de tecnología de nivel de entrada. Así que si deseas trabajar independientemente como un escritor de tecnología, es casi seguro que terminarás trabajando en contrato por una empresa más grande.

Al igual que con la edición y el periodismo, un alto grado de familiaridad con el mayor número de guías de estilo como sea posible es obligatorio para cualquier buen escritor técnico independiente. Los informes técnicos son con frecuencia sólo una pequeña parte de la literatura técnica más amplia de una compañía. Escribir toda la documentación de la empresa con el mismo estilo es una buena manera de garantizar una calidad constante y la legibilidad durante un largo tiempo de vida de la empresa. Las guías de estilo más comúnmente utilizadas son AP (Associated Press), MLA (Modern Language Association) y Chicago. Strunck & White, aunque más antiguas, siguen siendo un clásico, y es cumún su uso en algunas empresas. Busca una copia de cada uno y familiarízate con ellos. Conocer las guías de estilo populares mejorará tu escritura técnica y la convertirá en más comercial para una amplia variedad de clientes.

Una vez que sepas cuál es el estilo de guía con el que trabaja tu cliente trabaja con (y una vez que tu propio estilo es lo suficientemente claro para escribir de manera efectiva), necesitarás empezar a pensar en la forma de abordar tu material. Contactat y entrevistar a las PYME (expertos en la materia) es a menudo una gran parte de la redacción técnica eficaz. Sin una buena información técnica de apoyo a tu trabajo, no sabrás de lo que estás escribiendo. Esto conduce a una severa pérdida de productividad y de dinero, y probablemente a la pérdida de tu reputación y de la empresa también. Así que asegúrate de que tienes suficientes datos para escribir tu informe, y asegúrate de entender tan a fondo como sea posible antes de comenzar a planificar tus artículos. Nadie espera que sepas mucho sobre, digamos, un supercolisionador como un físico nuclear (sobre todo no en una fecha límite), pero conocer la teoría básica y cómo utilizar la mayor parte del vocabulario técnico es beneficioso.

La única regla principal de la buena escritura en cualquier campo es “conocer a tu público.” Esta afirmación es más verdadera en la escritura técnica que cualquier otra forma de escritura independiente. Tu público, en la redacción técnica, va a utilizar los procesos, máquinas y equipos de los que escribes. Si el público no puede entender lo que estás diciendo o seguir el flujo del argumento, has fracasado como escritor de tecnología. Los clientes probablemente no te emplearán para los contratos de futuros.

Piensa con cuidado acerca de para quién estás escribiendo. ¿Los usuarios tienen un fondo de la teoría detrás de la máquina, o sólo necesitan saber cómo tirar las palancas y empujar los botones en el orden correcto? ¿Los usuarios tienen fácil acceso a las instalaciones de solución de problemas (es decir, trabajadores de la línea de montaje con una sala de máquinas en las instalaciones de la fábrica); o van a tener que ir a algunas longitudes para solucionar los errores que puedan ocurrir en la operación (es decir, las personas que han comprado un nuevo sistema operativo y tienen que conducir una hora cada vez que su equipo necesita servicio)?

Tómate tu tiempo para pensar acerca de tus usuarios finales, sus posibles calificaciones, sus preguntas y sus necesidades generales. Estructura tus artículos para seguir sus preocupaciones probables en el orden en que van a llegar. Si es necesario, habla con algunos de los usuarios finales potenciales y hazles preguntas sobre lo que encuentran problemático en sus puestos de trabajo. Te ayudará a pensar mejor en esos problemas cuando estés estructurando tu trabajo, y lo harás mejor.

Una vez que tengas tu estructura básica y una idea del flujo lógico de tu informe, todo lo que queda es la descripción. Escribe lo más claro posible sin dejar de mantener un estilo de fácil y preciso de lectura. No tengas miedo de las notas al pie e informaciones adicionales a menos que esté específicamente prohibido por la política del estilo de tu cliente. Mientras pienses en tu público y hagas un trabajo de investigación y estructuración adecuado, esta parte debería ser sencilla.

Si puedes sintetizar información de las PYME y mantener a su tu público en mente, y describir los procesos complicados con claridad y sencillez, entonces ya tienes las capacidades básicas para ser un exitoso escritor de tecnología independiente.

Mira los anuncios y haz preguntas a las empresas de ingeniería y formación. Tienes una habilidad que está en alta demanda. Si te mantienes en el mercado (y aceptas un “período de prueba” con un salario más bajo, en algunos casos), es sólo una cuestión de tiempo antes de establecerte como un escritor de tecnología. Con el tiempo puedes desarrollar una reputación que te gane contrato tras contrato y mantener tu carrera de escritura técnica viva y floreciente.

Publicado por Alex Bayorti en Colaboraciones, Uncategorised, 0 comentarios
Cómo detectar a un chupóptero emocional a tiempo

Cómo detectar a un chupóptero emocional a tiempo

Un interesante artículo que especifica dentro del universo de toxicidad relacional (desde el punto de vista de la psicología académica el concepto de “persona tóxica” es bastante incorrecto así que lo dejaremos en “chupópteros emocionales”) uno de esos temas que en Psicoadapta “lo petan”: cómo detectar a un chupóptero emocional”. 

Las 10 claves para detectar a un chupóptero emocional

1#Encantadores de serpientes

Cuando conoces a un manipulador emocional te ofrece su vida entera. Lo que necesites, lo tienes. Pequeñas o grandes cosas. Son encantadores (de serpientes) y muestran humanidad, tolerancia y simpatía. Tienen una gran capacidad para empatizar con las personas y serán almas rescatadoras que rellenarán los pequeños o grandes vacíos que tengas. Hasta aquí todo bien si no fuera porque te van a pedir cuentas de todo lo que tú deberías hacer por ellas.

2#Es preferible que te alejes de su vida a que trates de razonar ya que saldrás pidiendo…perdón


Si eres sincero y algo que ha hecho el sujeto en cuestión te ha molestado o decepcionado, no trates de decirle la verdad, porque el manipulador le dará la vuelta hasta que tú tengas que arrodillarte y pedirle perdón. Es experto en racionalizar y justificarlo todo y están muy capacitados para cambiar las historias en el momento, aunque tengan que contradecirse con lo que dijeron ayer o tengan que llevarse una mentira a la tumba. ”¡Cómo se te ha podido ocurrir decirme eso!” ,” ¡Nunca pensé que podría llegar a escuchar eso de tu boca!”, ” ¡Tú no sabes por lo que estoy pasando, no lo sabes!”, ” ¡Eres muy egoísta, no te das cuenta!”. Al final, si eres una buena persona, te vas llorando a tu casa.

3#Critican a todos…y en algún momento te criticarán también


En un conflicto entre el chantajista emocional y tú, tenlo claro y no gastes energía en justificarte: eres el único culpable. Lo serás siempre, aunque corrobores con hechos REALES que se está equivocando. Ya los cambia ella o él… YA LO LÍA TODO. Olvídate, ellos ganarán hasta el día que te alejes de su camino. Ardua tarea, porque no veas si cuesta poner tierra de por medio.

4#Son víctimas: todo el mundo les falla pero ellos no tienen defectos

Los manipuladores emocionales son víctimas constantes. Su vida es un continuo drama. Son derrotistas, negativos, extremos, llorones, teatreros y desgraciados. Pobres… ¡si es que todo les pasa a ellos! El mundo está muy mal repartido y todas las desgracias caen sobre su persona. Ellos obran siempre bien, mejor que nadie, no cometen errores, son educados y prudentes (¡bajo su percepción, claro!).

5#Cuidado con lo que dices…aunque seguro que ya la líaste (¿Verdad?)


El día que necesites llevar una libreta para anotar cada cosa que digas y cada cosa que diga el/la chantajista, porque cuando salga “el tema” va a cambiar tus textos y por supuesto los suyos, además de pedirte que le des todos los motivos por los que intuyes, confirmas o desmientes algo relacionado con él, y empieces a dudar de tu cordura, entonces, en ese momento, estás experimentando la manipulación emocional.

6#Les encanta que seas sincero (y de eso nada) pero, ¡Ojito! Porque ellos no lo son cuando realmente les molesta algo

Encima exigen que seas 100% sincero con ellas o te cae la del pulpo. Lo hacen con tanta realidad que hasta pueden decirte que esa estantería que ves, es un burro volando y acabas creyéndolo. Argumentan tan persuasivamente cada cosa, que empiezas a dudar sobre tus sentidos. Esto desgasta tanto, que puedes acabar necesitando ayuda profesional para verificar que no se te pira la fresa.

7#Reincido; puede que te haga gracia la manera que tienen de criticar a otros (¿amigos?) pero te terminarán criticando a ti también


Te quieren mucho, sí, pero te ponen a parir a tus espaldas. Incluso pueden poner en situación a un tercero para que te diga lo que ellos no tienen agallas a decirte. Él es el bueno y el otro el malo. Crean tensiones entre amigos, enemistan y hacen lo necesario para que tú sientas que no está siendo feliz a tu lado o que la estás cagando todo el rato. Por ejemplo, ellos te dirán que es estupendo que quedes a cenar con “Paca”, pero 10 minutos antes de que vayas a esa cena, te mandarán una retahíla de mensajes sobre su repentino problema, su crisis de ansiedad o su inmediato suicidio…Para que finalmente si vas, sientas que has sido la peor persona del mundo. Y cuidado con la que te espera.

8#Ha tenido muchos problemas en su vida (la mitad buscados por ellos mismos)


Todo lo que te pase ya le ha pasado a él/ella, pero multiplicado por 100. Es difícil que con el paso del tiempo te sientas conectada a una persona así. Al final todas las conversaciones giran en torno a ellas mismas. Cada vez más reticentes y desproporcionadas. Son repetitivas y abunda el monotema. Si tú le haces ver que ya empieza a agotarte con sus dramas, se ofenderá profundamente y dirá que eres una egoísta. Ese es su argumento y no puedes demostrar que no lo eres. Pereza, pereza.

9#Manipulará tanto al entorno que les pondrá en contra y ellos ni se darán cuenta


Tiene habilidad para contaminar el entorno. Si está triste, se creará un microambiente de tristeza. Y esto ocurre con mucha frecuencia. Si pasas tiempo con ellas al final estarás tan enredada en su mierda como ellas mismas, y lo que es peor, te olvidarás de tus necesidades y del derecho que tú también tienes a satisfacerlas.

10#Conoces a todos sus enemigos en cuestión de minutos

No son responsables de su comportamiento. La peli podría llamarse: lo que los demás ME HACEN. Una señal para detectar a una persona manipuladora es que a los diez minutos de conoceros, se abre a ti profundamente, contándote sus dramas más personales de forma repetitiva. Su mensaje oculto es:siente pena por mí. Creerás que son hipersensibles, que sufren mucho por todo y efectivamente, les compadecerás.

La vida es tiempo. Nada más. ¿Y tú?¿Con quién o con qué disfrutas tu tiempo…tu vida?
Publicado por Alex Bayorti en Curiosidades, Uncategorised, 0 comentarios