¿Sirven para algo los libros de autoayuda?

En las últimas semanas he leído bastante sobre motivación y coaching. Estos libros son los hermanos mayores de los best sellers de autoayuda de toda la vida. Tratan de explicar cómo tienes que actuar, ¿y pensar? para ser feliz. Nunca los he tragado porque no me va engañarme. ¿No? ¿Acaso no me engaño, igual que todos, con según qué cosas? Estoy empezando a mirar los buenos libros de motivación como una forma de arte para aquellas personas que son conscientes de que esa búsqueda de la felicidad es un engaño…pero que curiosamente se consigue encontrar más fácilmente con “5 repeticiones por día 3 veces por semana” como sucediera en “Un mundo feliz”. A fin de cuentas, prefiero aprender consignas tales como “salvemos al lobo ibérico” o ” no dejes de perseguir tus sueños” en vez de otras como “es lo que hay” o “mejor malo conocido que bueno por conocer”.
 

¿Realmente los libros de autoayuda…ayudan?

 
Hay una larga lista de lugares en los que no se debe buscar la motivación pero si has conseguido llegar hasta ese punto en el que te conoces lo suficiente como para creer todo “a medias”, con escepticismo y sentido crítico, la automotivación escrita puede ser muy reconfortante porque, si bien es cierto que no aprenderás nada nuevo, al menos redescubrirás las razones por las que quisiste encontrar algo diferente en un momento de tu vida.
 
La autoayuda puede servir en la medida en la que necesites una “palmadita en la espalda” en momentos bajos (claro está, siempre y cuando no estés sumida en una depresión). La labor que puede realizar por una persona la literatura – ¿No se si denominar literatura a esto? – motivacional la descubrí cuando conocí a una de esas personas “hechas a sí mismas”, que procedía de un hogar de clase media baja y que ahora era la coordinadora de un equipo de personas a nivel internacional. Esta mujer inteligente y perceptiva leía libros de este tipo constantemente y yo no entendía muy bien porqué…hasta que leí uno.
 
No se trata de engañarse, se trata de que desde las páginas recibamos un mensaje que conocemos pero que hemos olvidado; el de que somos capaces de hacer cualquier cosa

Una herramienta que no debería tener gurús

 
El problema se encuentra en que la mayor parte de los que leen libros de motivación terminan por crear “dioses” o “gurús”, como mínimo, en los autores que se convierten en personas a las que admiran prácticamente como se idolatra a un ídolo. Personalmente, creo que todas las personas de este mundo deberían encontrar su manera genuina y única de motivarse y dejarlo plasmado en un libro. Porque no somos iguales por mucho que nos empeñemos y porque eso es lo realmente grande.
Porque, aunque no seamos iguales, todos tenemos derecho – y tenemos el deber – de contar cómo llegamos a conocernos, propongo algo, algo único y diferente. Se llama motivARTE y consiste en que todo aquel que quiera escriba su historia. Será en formato PDF, lo subiremos a la red, crearemos nuestra propia página web y todos, absolutamente todos podrán tener acceso a una motivación vivencial. Nos convertiremos todos nosotros en testigos de la historia de los demás y ellos en testigos de las nuestras.

Libros de autoayuda que si ayudan

Estas lecturas no son las clásicas que se reconocen como autoayuda pero lo cierto es que leerlas enriquece de una manera profunda, dejando una huella en quienes realmente quieren aprender.
Para el cuerpo: “De qué hablo cuando hablo de correr” (Yukio Mishima)
Para la espiritualidad y la relajación: “El camino del zen” (Allan Wats)
Recuerda. La vida es tiempo. Nada más.

Publicado por Alex Bayorti

Copy Writer de profesión y proyecto de escritora. Borratajear en lienzos es una terapia. A veces leo. Caminar es la mejor meditación. NK Comunicación soy yo. Un poco impostora. Dame café y cambiaré el mundo. ¡Que disfrutéis de mi blog!

Deja un comentario