Un total de 266 empresas canarias relacionadas directa o indirectamente con el sector turístico se han sumado a una iniciativa promovida por las patronales del sector para pedir a las administraciones públicas el compromiso de aliviar la presión fiscal tras un año sin casi ingresos.