El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) está trabajando para retirar los dos vagones caídos al cauce del río Sil en Carballeda de Valdeorras (Ourense) y otros dos que quedan en la zona tras el descarrilamiento, el pasado 28 de julio, de un tren de mercancías.