Aena registró en el primer semestre del año unas pérdidas netas de 170,7 millones de euros, frente a las ganancias de 559 millones obtenidas durante el mismo periodo del año pasado, como consecuencia de la crisis del coronavirus.