El gestor aeroportuario español Aena ha percibido un descenso en el tráfico desde que el Gobierno británico anunciase una cuarentena obligatoria para los viajeros procedentes de España como medida de prevención ante el aumento de rebrotes en el país.