Airbnb ha lanzado este viernes una prueba piloto con nuevas restricciones en su política de reservas para prevenir conductas irresponsables y reducir las fiestas no autorizadas, según un comunicado de la plataforma.