El Gobierno alemán ha acordado con TUI un paquete de ayudas estatales por valor de 1.200 millones de euros para reforzar la posición de la compañía y proporcionarle liquidez de cara a la próxima temporada de invierno ante la incertidumbre sobre nuevas restricciones a los viajes.