Alemania ofrece pruebas diagnósticas de la COVID-19 a los viajeros que retornen al país desde el extranjero desde este sábado, según una normativa aprobada por el ministro de Salud alemán, Jens Spahn.