Los pasajeros y la tripulación de un vuelo de Ryanair han sido evacuados en Oslo tras haber recibido una amenaza de bomba en pleno vuelo, según ha informado la policía noruega, que también ha confirmado que un británico de 51 años ha sido arrestado como sospechoso del incidente.