El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, inauguró ayer la cumbre internacional del G20 que tiene como sede de referencia la isla de La Palma, donde reafirmó su compromiso de reactivar el sector con una inversión de 3.400 millones de euros a fraccionar en los próximos tres años.