El presidente del Grupo Barceló, Simón Pedro Barceló, ha asegurado que la apuesta por la calidad y la «lucha» por la satisfacción de los clientes «no será suficiente» después de esta crisis provocada por el coronavirus, aunque seguirá siendo una «condición necesaria» para el sector turístico.