Booking.com ha anunciado su intención de reducir la plantilla mundial hasta un 25% como consecuencia del impacto del coronavirus en la industria turística.