Cuando empecé a redactar contenidos web corría el año 2010 y estábamos saliendo de una crisis por lo que en los dos años posteriores pude ver como aparecían cada vez más «redactores freelance» (lo entrecomillo porque dudo mucho que se dedicaran a la redacción a tiempo completo). Durante años tuve bastante miedo de que la saturación de servicios de redacción me dejara sin mi medio de subsistencia pero ya han pasado diez años y lo que ha ocurrido es que ahora los clientes eligen calidad en vez de cantidad. Además, no se necesitan veinte artículos mensuales en un blog de empresa. Con añadir entre cuatro u ocho al mes ya se nota a nivel de buscadores. Pues bien, los tres meses de confinamiento y la recesión que se cierne sobre nosotros amenaza ahora con que el boom del Marketing Digital post Covid-19 sea poco menos que un espejismo. Si bien es cierto que muchas empresas – especialmente en Tenerife –

Sí, habrá sitio para todos pero no todos pasarán la barrera de los 4 años de actividad

Dicen que los primeros años son los más duros y es cierto. En mi caso, cursé el Máster en Marketing Digital recientemente aunque ya había hecho mis pinitos desde 2016. Lo que va a suceder es que va a aumentar la economía sumergida en torno a este sector. Nada más. En realidad salvo las agencias de Marketing de gran volumen, pocos somos los marketers que no tenemos que complementar nuestra labor. Yo ni siquiera me considero experta en Marketing Digital sino en Marketing de Contenidos. Domino muy bien la redacción web (llevo muchos años en esto por lo que es lógico) así que realmente soy una Copy Writer que también sabe desempeñar tareas como gestión de Google Ads (porque me saqué los certificados y ya tengo experiencia con clientes), SEO (ídem), diseño web (por experiencias más que formación) y Social Ads (por ambas cosas).

¿Soy Marketer Digital? Yo creo que no. Es un trabajo interesante pero a menos que formes parte de una agencia en la que cada cual desempeñe una labor diferenciada te encuentras haciendo «un poco de todo». Si que es cierto que obtengo resultados y que todos mis clientes de Marketing están satisfechos conmigo pero creo que en un futuro no viviré del Marketing Digital, sino de mi propia empresa, NKN Projects.

Para quién quiera comenzar por su cuenta, como freelance (aunque tengas una página en la que ponga que es una Agencia de Marketing Digital, si eres tú solo no es una agencia), le aconsejaría que se lo pensara mucho. A no ser que seas un estudiante en un país con una renta muy baja que no tiene nada que perder, lo cierto es que si que pierdes tiempo y, en ocasiones, por muy poco.