La Comisión Europea ha dado este lunes su visto bueno a una ayuda pública de 462 millones de euros a la aerolínea portuguesa Transportes Aéreos Portugueses (TAP) en el marco de un paquete de medidas previstas por Lisboa para compensar las pérdidas de la compañía a causa de las restricciones ligadas a la lucha contra el coronavirus.