El Gobierno de Canarias ha avanzado este jueves que estudia implantar regulación propia adicional para la denominada ‘nueva normalidad’, después de que acabe el estado de alarma, que regule circunstancias derivadas del coronavirus en áreas como, al menos, playas, fiestas, puertos y aeropuertos.