El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, fue el encargado de presentar a su homóloga balear, Francina Armengol, en el discurso que esta dio la semana pasada en el marco de los Desayunos de Europa Press. La comunicación entre Torres y Armengol es constante y fluida, una sintonía que los dirigentes de las dos Comunidades Autónomas más castigadas por la pandemia han exportado a sus respectivos gabinetes. Ambos Ejecutivos han decidido compartir estrategia y medidas ante la reapertura al turismo internacional, un proceso al que el Gobierno de Pedro Sánchez dio el pistoletazo de salida con el anuncio de que los británicos –maná para las depauperadas economías canaria y balear– podrán venir a España sin restricciones a partir del 7 de junio. La Consejería de Sanidad está pisando el acelerador para llevar la orden que regulará la entrada de pasajeros al Consejo de Gobierno de este jueves. No obstante, el Govern ha aprobado una serie de medidas para el caso de los viajeros y turistas nacionales –en vigor desde el domingo y hasta el 5 de junio– en línea con las que pondrá en práctica el Gabinete canario. Entre ellas está dar vía libre para que los vacunados puedan entrar en las islas sin tener que presentar ningún test o prueba.