El Estado no ha concretado un rescate específico para el sector turístico de Canarias y nada parece indicar que vaya a hacerlo en el futuro. A pesar de que la ministra de Turismo, Reyes Maroto, anunció en julio de 2020 durante una visita a las Islas que activaría un plan de inversión propio para la industria turística del Archipiélago, lo cierto es que ocho meses después nada se sabe de él. Una situación que llevó a la consejera de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, a admitir ayer que este plan no ha llegado nunca a concretarse, a pesar de que aseguró que el Ejecutivo regional sigue siendo exigente con el Gobierno de Pedro Sánchez y continúa reclamando “ayudas directas y un plan específico para el turismo en Canarias”, ya que es consciente de la “grave fractura” que atraviesa la principal industria del Archipiélago.