Vender. La gran ambición de cualquier autónomo. Porque al final consiste en eso. En conseguir clientes, target, público o como quieras llamarlo. Conseguir más pacientes para tu consulta de psicología no es una excepción y por eso has estado buscando el Santo Grial de las ventas en tu sector…y no te ha ido muy bien.

Tampoco me extraña. Haciendo un rastreo por la red, lo mejor que he encontrado es del portal Psicología y Mente en su artículo «Cómo conseguir pacientes para una consulta de psicología»  y, aún así, me parecen consejos demasiado generalistas. Vamos a hacer un repaso de lo que te proponen, como psicólogo:

Que cuides tu página web

Esta es una gran verdad aunque se queda en lo superficial. ¿Qué necesitas una web? Correcto. Pero muchos profesionales se centran en que el diseño sea bueno (y se gastan un buen dinero en contratar a un buen diseñador) para después no promocionarla, ni llenar el blog de contenidos y ni siquiera optimizar el SEO.

Cuando el diseño de tu web termina lo que te falta es…

Asimismo, vivimos en la era móvil por lo que de nada sirve una web muy vistosa (yo me acuerdo de alguna que he diseñado como la nueva de Discover Galicia que era preciosa pero en el móvil no lucía en absoluto y tuve que convertirla en AMP).

Realizar colaboraciones…si…pero no

Esta es otra de las recomendaciones de esta web de contenidos de psicología. El intercambio de contenidos entre profesionales no me parece la mejor manera para encontrar clientes. Más bien puedes contactar con otros compañeros de profesión para otras cuestiones como pasarte clientes cuando estás desbordado.

En vez de esto, te recomiendo los directorios digitales de tu ayuntamiento o que existen en la web. De este modo, podrás ir realizando Link Building. También son valiosas las reseñas de los clientes más que las validaciones de cualquier otro colega psicólogo.

Ver las necesidades de los pacientes o, como lo llamaría yo, segmentar

¿En qué quieres especializarte? Si no sabes qué responder a esta pregunta puede que tengas que reflexionar acerca del tema. La psicología es una ciencia extensa que puede abarcar innumerables campos de actuación pero, ¿Qué pasa cuando amplías demasiado tu radio de acción?

Pues te lo puedo responder yo que, aunque no me dedico a las consultas psicológicas, me encuentro en un sector que abarca prácticamente cualquier negocio…sucede que terminas por perder tiempo porque no se está especializado. A mí me ha sucedido que, durante años, he trabajado redactando y haciendo campañas SEO, de redes sociales y publicidad digital a toda clase de empresas. ¿Qué era de suplementos nutricionales? ¡Venga! ¿Alimentación ECO?¡Estupendo! ¿Inmobiliarias? ¡Dale!

Por suerte la experiencia hace que cada cosa se ponga en su lugar y actualmente mis sectores son la psicología y el turismo sostenible. Por supuesto también participo en otros proyectos pero estos son los que menos me cuestan, en los que mejor me encuentro.

¿Cuál es el sector de la psicología con el que más cómodo te sientes?

Una vez determinado esto, puedes enfocar tanto tu página web como tu blog, tus redes sociales y anuncios.

Cuando el mejor anuncio es un NO ANUNCIO

En este punto, en Psicología y Mente saben bien que la mejor publicidad es que los contenidos sean de calidad y, más que de calidad, interesantes. En el interés radica la lectura. ¿Y cómo generas interés?

En psicología, las curiosidades son la clave. Hay millones de estudios y ya sabemos que los trastornos mentales venden. Obviamente no todo tiene que ser temas para atraer la atención pero si vas a gastar dinero en Social Ads (los anuncios de Facebook o Instagram) o publicidad de Google Ads, mejor que dirijan a contenidos que enganchen.

Mantén, por supuesto, un perfil medio en las redes sociales y trata de conseguir reseñas de clientes para posicionarte tanto en Google Reviews como en Facebook.

Apúntate a la psicología online

La psicología online está dando mucho de qué hablar y, de hecho, ya hay plataformas que ofrecen un espacio en el que todo está integrado; citas y videoconferencia.

El gran inconveniente de estas plataformas es que suelen tener una comisión del 20% y, por muy poco, un profesional puede crear un sistema de citas en la página web. Además actualmente hay numerosas plataformas como Zoom o Skype para hacer videoconferencias. ¡Incluso el chat de Facebook o las videollamadas de esta misma red pueden ser potenciales plataformas de consulta online!

Conseguir más pacientes para tu consulta de psicología también es una cuestión de «boca a boca»

Ciertamente vivimos en el mundo online pero el «boca a boca» nunca va a dejar de existir. Por ello es primordial que los clientes satisfechos puedan reseñar, que insistamos un poco en ello. Todos nos sentimos más reconfortados cuando otros han probado algo y les ha ido bien. No hay que ser psicólogo para saberlo…