9 contagiados en 24 horas. Con esas optimistas estadísticas, las mejores desde que comenzó la cuarentena, los ciudadanos estamos haciendo la misma pregunta; ¿Cuándo podrá Tenerife salir del confinamiento? (y, ya de paso, el resto de Islas Canarias?).

En realidad, debería tener una respuesta obvia; YA. Escalonadamente, con protección pero antes que la península. Y es que desde Madrid se han tomado ciertas decisiones que implican que Canarias se pliegue a los deseos de un estado que no es consciente de que el territorio canario o el balear no tienen nada en común con el continental.

A la pregunta de cuándo saldrá Tenerife del confinamiento, la respuesta es: cuando diga Madrid

Fuimos los primeros en que llegara el coronavirus (para quienes tengan memoria de pez, el primero contagio tuvo lugar en la isla de La Gomera y, como no, fue un turista alemán) y debería ser justo que, con las estadísticas de los últimos días, Canarias fuera la primera de las comunidades autónomas en llevar a cabo el ya bautizado desconfinamiento.

Los motivos son:

  • Vivimos en una isla por lo que el cierre de fronteras efectivo ha sido más eficiente que en la península por razones obvias.
  • La dispersión de la población en Tenerife o Gran Canaria hace posible el distanciamiento social en numerosos núcleos de población.
  • La ciudadanía ha demostrado, generalmente, una gran motivación por mantener la normativa y el resultado ha sido un aplanamiento de la curva.

El gran inconveniente con el que nos encontramos para saber cuándo podrá Tenerife salir del confinamiento es principalmente el hecho de que, a pesar de su naturaleza diferenciada (vamos a ver, estamos en una isla), se está tratando el virus de la misma manera en todas las localidades.

Bueno, de la misma manera…y no, porque mientras que se cerraron fronteras en las Islas Canarias bastante rápido, Madrid nunca llegó a impedir que los residentes se fueran a sus segundas viviendas (lo cual hizo que la pandemia se extendiera por la península). Por cierto que esto no depende tanto del signo del partido político de turno al que le ha tocado vivir la crisis sino de una conciencia de centralización que siempre conduce a que Madrid sea el núcleo de todo (incluidos de problemas tan graves como la extensión de una pandemia a otros territorios nacionales).

Una vez comprendido esto, las autoridades gubernamentales deberían plantear un desconfinamiento escalonado también según el tipo de territorio del que estemos hablando. Esperemos que así sea.