El pueblo mallorquín de Deià ha sido elegido como uno de los pueblos más sorprendentes de Europa, según el buscador de viajes Jetcost.

En la lista, formada por 20 municipios de toda Europa, también están incluidas la aldea de Bulnes, en los Picos de Europa; Puerto de Mogán, en Gran Canaria; y Albarracín, en la provincia de Teruel.