Delta Air Lines seguirá bloqueando el asiento central de sus aviones hasta el 6 de enero de 2021, una medida que la compañía adoptó, junto a la limitación de pasajeros por vuelo, como una iniciativa para prevenir el contagio de coronavirus.