La aerolínea easyJet ha anunciado este martes que no espera operar más del 20% de la capacidad planificada para el primer trimestre de 2021, enfocándose en los vuelos que generen liquidez durante el invierno, aunque con flexibilidad para ponerse en marcha cuando regrese la demanda.