Egipto se ha visto muy afectado por el coronavirus teniendo en cuenta que los complejos turísticos a lo largo del Mar Rojo han contribuido estos últimos años a convertir el país en uno de los destinos vacacionales más populares del mundo.