El aeropuerto de Roma Fiumicino probará antes de Navidad un sistema pionero para permitir el tránsito aéreo libre entre países, a través de la implementación de un corredor sanitario anti Covid-19, que evite por ejemplo la obligatoriedad de guardar cuarentenas en el país de destino.