Canarias se suma a la fiebre del bono turístico para fomentar los viajes de los residentes entre las Islas, no sin críticas del PP y CC, que recuerdan que los partidos del Gobierno -PSOE, NC, Podemos y ASG- rechazaron en abril en el Parlamento regional otorgar esta bonificación cuando los populares la propusieron, al considerar que la administración pública no debía pagar las vacaciones de los isleños. Dos meses después presentan el bono turístico, que probablemente estará operativo en julio, para que se fomente el turismo entre las Islas en el periodo estival y, de este modo, reactivar el sector en la temporada baja agravada por la pandemia. El Ejecutivo cuatripartito ha tenido que ceder al constatar que hasta diez comunidades autónomas ya lo tienen activo entre sus fórmulas para potenciar el turismo local o nacional. A ello se suma la presión del sector turístico de Canarias para que se incentive el alojamiento y la movilidad entre islas en los meses de verano.