El Congreso ha reclamado a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ejercer una «especial vigilancia» para el mantenimiento de los puestos de trabajo en la empresa Air Europa, saneada recientemente con recursos públicos, tras formalizarse su venta a Iberia.