Los ministros de Exteriores de los países que integran el G7 y el Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, han amenazado este jueves con la imposición de nuevas sanciones contra Bielorrusia por el desvío forzoso de un avión en Minsk, aparentemente para detener al disidente Roman Protasevich.