El ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn, ha defendido este sábado la recomendación de no viajar a España realizada por el Gobierno de Alemania porque es «necesaria», si bien ha reconocido que es una decisión «drástica para muchos».