¿Usted quiere pasar unos días en un establecimiento turístico del Archipiélago, pero el presupuesto no le da para ello? Puede que ahora sí. Los precios de los billetes de avión no juegan a favor de que lleguen grandes cantidades de peninsulares y el retorno de los principales mercados emisores está en pañales cuando prácticamente la temporada estival tiene las puertas a medio abrir. Como el pasado año, serán los isleños quienes animen al alicaído sector y el Gobierno canario ha destinado 15 millones de euros a propiciar que los hoteles, apartamentos, casas rurales y demás modalidades de alojamiento tengan la máxima ocupación posible.