El Gobierno ha endurecido las restricciones a los viajeros procedentes de terceros países que debían guardar cuarentena a su llegada a España para «afrontar el riesgo derivado de nuevas variantes y de la situación epidemiológica» en países como Brasil, Sudáfrica o Colombia.