El Gobierno de Canarias y las patronales turísticas del archipiélago han logrado un acuerdo para reprogramar los 80 millones de euros que el Ejecutivo autónomo se había comprometido a abonar para sufragar el importe equivalente al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).