La Dirección General de Consumo del Govern balear ha abierto un expediente sancionador a cuatro aerolíneas por no disponer de teléfonos de atención al cliente gratuitos.