Entre los muchos perjuicios conocidos y por conocer, agravados por la insularidad y la distancia, el Covid 19 asestó un duro golpe al incipiente turismo que, con esperanza, timidez y retraso, tocó al fin las Islas Verdes, dotadas de un instrumento legal que, no sin pegas interesadas, rige su ordenación territorial desde el 25 de abril de 2019. Detrás de esa Ley necesaria para La Palma, La Gomera y El Hierro, aparecen paisanos como Antonio Castro, que la inspiró y negoció con nombres, instituciones y partidos, Asier Antona, que la apoyó sin fisuras, y Anselmo Pestana, entonces presidente del Cabildo palmero, que presentó el texto en el Parlamento de Canarias.