Las principales organizaciones aeronáuticas mundiales lideradas por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) reclaman una mayor flexibilidad en la regulación de slots aeroportuarios para la próxima temporada veraniega con el fin de preservar la conectividad esencial del transporte aéreo.