El Tribunal General de Justicia de la Unión Europea ha dado este miércoles su aval a ayudas públicas de Francia y Suecia previstas para mitigar el impacto económico de la crisis generada por el coronavirus en aerolíneas con licencia para operar en estos Estados miembro, tras rechazar dos recursos interpuestos por la compañía de bajo coste Ryanair que consideró estos planes de apoyo discriminatorios.