Las restricciones a los viajes internacionales por el coronavirus provocaron una caída del 97% de las llegadas de turistas internacionales, después de que en marzo se registrara una disminución del 55%, según datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT).