El cierre perimetral de todas las comunidades autónomas, excepto Canarias y Baleares, decretado por el Gobierno central para Semana Santa ha desbaratado las esperanzas de viajar de los isleños. Por eso, muchos miran a las casas rurales del Archipiélago como una alternativa para pasar unos días de turismo sin salir de las Islas. Las previsiones de ocupación de diferentes asociaciones del sector de cara a esos días rondan el 50%, aunque algunos portales online aseguran que alcanzará el 85% entre el jueves y el domingo.