Empresarios turísticos de las Islas respaldaron ayer al 100% las críticas de la consejera regional, Yaiza Castilla, al Gobierno central por la indiferencia que ha tenido el Estado hacia el sector en la peor crisis de su historia. La industria turística, de la que depende el 35% de la economía del Archipiélago, se ha sentido «maltratada» por el Ejecutivo de Pedro Sánchez a lo largo de toda la pandemia, no solo por el reparto de unos fondos que no terminan de llegar sino también por las promesas incumplidas de un plan de rescate específico para las Islas y el retraso en la puesta en marcha de algunas medidas, que ha acabado por entorpecer la reactivación.