El consejo de administración de Meliá ha decidido fijar la reducción voluntaria de la retribución fija del consejero delegado, Gabriel Escarrer, así como del máximo órgano de dirección de la compañía y del «colectivo de VP’s» en un 25%, desde el 16 de julio y hasta el 15 de septiembre de 2020.