El Gobierno considerará la asistencia a la feria de turismo Fitur como «viaje esencial» y a los profesionales internacionales asistentes a la feria como «trabajadores altamente cualificados», según la orden que regula las restricción de viajes, que permite realizar desplazamientos internacionales desde terceros países a la Unión Europea y países asociados Schengen.