España sopesa exigir una prueba PRC a aquellos viajeros procedentes de países con tasas muy altas de infección por el nuevo coronavirus, si bien se trata de una opción que hoy por hoy se discute a nivel de técnicos y que, de llevarse a cabo, se hablaría antes con otros países que tengan pensado introducir la misma medida.