El Departamento de Estado de Estados Unidos ha emitido la máxima advertencia posible de viaje a Japón, basándose en las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) ante el aumento de los casos de COVID-19 en el país asiático y a tan solo dos meses de que se celebren los Juegos Olímpicos.