que el fondo de 11.000 millones de euros anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso para reforzar los negocios del turismo, la hostelería y el comercio se destine a ayudas directas a fondo perdido, en forma de reducciones de impuestos y subvenciones.