El Gobierno de Francia ha acordado que los viajeros procedentes de Reino Unido guarden cuarentena para evitar la propagación en territorio galo de la variante india del SARS-CoV-2, en línea con las medidas de control que han impuesto otros países europeos como Alemania y Austria.