El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha señalado que el turismo necesita ayudas «directas y realistas», apuntando que el sector «no tiene la culpa» de mantener sus establecimientos y locales cerrados, sino que acata a una orden administrativa.