Los turoperadores y los hoteleros canarios dan junio por perdido por el bloqueo del turismo británico. Aunque las autoridades sanitarias del Reino Unido incluyeran a las Islas entre los territorios seguros en los próximos días, la decisión ya llegaría tarde para salvar el mes. No hay tiempo para poner la maquinaria en marcha. Firmas como Jet2 ya han tirado la toalla y no volarán al Archipiélago en las siguientes cuatro semanas. Y en los hoteles se está produciendo una recolocación masiva de reservas para meses posteriores, sobre todo de septiembre en adelante. En este escenario, las esperanzas del sector no están tanto en el 7 de junio, cuando Londres decidirá si le da a Canarias semáforo verde –está en ámbar–, como en que Bruselas sea capaz de llegar a un acuerdo con el Reino Unido para que este se sume al certificado verde digital, lo que facilitaría los desplazamientos entre la región y las islas británicas a partir del 1 de julio, cuando se pondrá en práctica.