El fondo Atalaya, creado por Andbank para invertir en el sector hotelero español tiene 60 operaciones de compra en el radar. De esas, entre 15 y 20 están con carta de compra, porque cuadran en las zonas en las que el fondo está buscando alternativas. Y además, está en «conversaciones profundas» -según cuenta Eduard Martín Quero, responsable del fondo- con la propiedad de una decena de establecimientos a los que el instrumento inversor está a punto de hacer las primeras ofertas.