IAG emitirá bonos senior no garantizados y convertibles en acciones ordinarias por un importe inicial de 825 millones de euros, con vencimiento en 2028, para fortalecer el balance y su posición global de liquidez y dotar al grupo de una mayor flexibilidad operativa y estratégica para beneficiarse de una recuperación en la demanda, dada la persistente incertidumbre respecto a los viajes aéreos.