Iberia operará mañana martes su vuelo de retorno desde Casablanca con el Airbus A350, su avión más grande, con capacidad para 348 pasajeros, para traer a Madrid a aquellos viajeros que han quedado atrapados en Marruecos después del último cierre de vuelos con España y Francia decretado por el Gobierno alauí el pasado 31 de marzo.